Migando con las aves

Entrevista con Omar Osvaldo Rodríguez Castillo, Ana Paola Rangel Romero y Nancy Lorena Rodríguez Castillo, estudiantes universitarios de Ingeniería Forestal del ITESI, (Instituto Tecnológico Superior de Irapuato). Recientemente viajaron al estado de Oregon invitados por el NRCS, (Oregon Natural Resources Conservation Service) y visitaron dos propiedades en Corvallis, Benton County donde conocieron estrategias de conservación y restauración de bosques, zonas ribereñas y humedales.

Los visitantes del Río Laja forman parte de un proyecto de intercambio financiado por el Programa Internacional de Hermanamiento River Foundation, siendo que el hermanamiento de los ríos Willamette/Laja opera desde 2012.

OCAS

Agua, Gente y Cambio Climático es el nombre de la iniciativa de El Maíz Más Pequeño A.C. que los ha invitado al rancho de Vía Orgánica para aterrizar sus tesis de grado y en un futuro colaborar con la restauración de la zona de Támbula-Picachos. ¿Cuáles son sus temas de estudio?

Nancy:

Mi tesis tiene que ver con la recuperación de parcelas abandonadas. Quiero saber las causas de cómo se fue dando una caída en la productividad de estas parcelas. ¿Fue la falta de recursos económicos o la falta de quién las trabaje? Porque las personas emigran buscando mejores oportunidades. Quiero hablar con los dueños para conocer qué los afectó y encontrar una manera de restaurarlas. Mis papás se dedican a la agricultura y me doy cuenta de que su cultivo es cada vez más pobre. Y tienen menos ganas de seguir cultivando. Mi papá lo sigue haciendo por costumbre o cultura. Quiero aprender a resolver estos problemas y aquí en Vía Orgánica lo estoy aterrizando.

Paola:

Mi tesis es sobre la rehabilitación de bordos o cuerpos de agua. Mediante el estudio de los bordos que fueron muy exitosos para el abastecimiento de agua en las comunidades, busco una propuesta para recuperar los que se han perdido. Sería una alternativa para que los bordos vuelvan a recuperarse. Anteriormente se hacían para el ganado y uso doméstico. Al final, lo que se busca es que la comunidad se interese en la biodiversidad para combatir tanta erosión. Esta erosión ensalva los bordos. Y el ganado puede también contaminar el agua. Se busca que estas estructuras sean más firmes durante la temporada de lluvias para que duren más tiempo y la comunidad les pueda dar el manejo adecuado.

Osvaldo:

Mi tema está enfocado a la conservación del hábitat para la biodiversidad. Específicamente para las aves migratorias nativas del lugar. Mi enfoque es conocer las amenazas que sufren por el cambio climático. Quiero analizar la vulnerabilidad de las comunidades ante este fenómeno. Identificar riesgos a corto y a largo plazo. Los suelos ya no tienen una filtración adecuada del agua y cuando vienen las lluvias las corrientes superficiales corren cada vez más, arrastrando los sedimentos de la parte alta hacia abajo. En algún momento ésta puede ser una zona de inundación, deslaves o derrumbes y afectar severamente a las personas que viven en la comunidad. La sequía es otro factor del cambio climático y tiene mucho que ver con el abandono de las parcelas.

También me quiero enfocar en la salud y la soberanía alimentaria, analizar cómo se ha manifestado esto en los últimos años debido a las condiciones climáticas. Y por las caractetísticas del terreno, encontrar la solución. Sabiendo eso, yo puedo lograr una restauración del hábitat. Y lo quiero ver con un enfoque productivo, no sólo de restauración.

OCAS

¿Entonces cuáles son sus actividades concretas aquí en Vía Orgánica?

Nancy:

Llegamos hace poco e hicimos un recorrido por las comunidades para identificar nuestro tema de estudio. Nos vamos a poner en contacto con el delegado de las comunidades para poder entrar y hacer nuestro trabajo. Así la gente nos identifica y colabora dándonos la información que necesitamos para nuestro estudio.

Osvaldo:

Esta semana estaremos haciendo encuestas y entrevistas a las personas clave de nuestro tema de estudio.

Paola:

Todo los proyectos están relacionados y hay una coherencia. Trabajamos juntos.

Nancy:

Aquí estaremos hasta nuestra titulación. Después plantearíamos las acciones para empezar a trabajar. El interés de Henry Miller y su proyecto de Gente, cuencas y cambio climático es que hagamos el diagnóstico de las comunidades para definir las estrategias que van a recuperar parcelas, bordos y restaurar la biodiversidad. Nuestro tema de interés son los sistemas agroforestales, es decir, cómo intercalar cultivos con árboles para hacer un suelo más productivo. Eso es lo que haremos después de nuestro diagnóstico. El tema no es sólo forestal sino agrícola.

Osvaldo:

Lo que busca Henry es que nosotros seamos la puerta de entrada para que otras personas se involucren en el proyecto. De nuestra escuela se van a integrar otros tres estudiantes.

Nancy:

Queremos involucrar a los más jóvenes para que la carrera se dé a conocer. Es la única carrera de ingeniería forestal que existe en el estado de Guanajuato y hay muy pocos alumnos inscritos. Todos creen que la carrera tiene que ver con pinos y cortar madera. No se trata de eso. Tiene que ver con el uso no maderable del bosque, aunque también puede serlo.

Lo primero que vamos a hacer en las comunidades es visitar las escuelas para darnos a conocer con los niños. Queremos que esos jóvenes motiven a más jóvenes. Es lo que estamos haciendo.

OCAS

¿Qué es lo que más les ha impresionado de su visita de estudios en la cuenca del río Willamette en Oregón?

Paola:

Me ha impresionado ver cómo en Oregon se preocupan por el medio ambiente. La gente está involucrada totalmente en el cuidado de sus recursos y todos sus proyectos de conservación. Fue un orgullo viajar a Estados Unidos por medio de nuestros estudios. La mayoría de los jóvenes se van de ilegales, ya ni siquiera estudian.

Osvaldo:

Venimos motivados para empezar a trabajar con las comunidades marginadas de Guanajuato que requieren del conocimiento para satisfacer sus necesidades diarias. Nuestro trabajo ahora es involucrarlos en el desarrollo sustentable. Tenemos que generar la educación necesaria para dar el impulso a las comunidades aquí.”

Como conclusión, no se necesita mucho recurso económico para tener un nivel de conservación parecido al de Oregón. No se trata tanto de dinero sino de información y saber aprovechar esos recursos involucrando a la sociedad. Tenemos la educación y las personas. Mi deseo es generar nuestro propio modelo de restauración con la experiencia acumulada en Willamette.

Pin It on Pinterest